viernes, 9 de febrero de 2007

La 'piratería'

Ante la campaña masiva y permanente del gobierno y la SGAE, de lavado de cerebro y criminalización de la reproducción e intercambio de música, hay que decir que:

- La reproducción/copia de música, cine, literatura, etc, no es robar. Diga lo que diga la SGAE, el gobierno, y toda la panda de artistuchos sinvergüenzas (los que luego salen apoyando al PSOE en las manifestaciones políticas, bien sea por esta ayudita o por otras en forma de subvenciones politizadas). Porque el acto de robar implica que aquello que se roba desaparece para el dueño. Y en el caso que nos ocupa no desaparece nada, el dueño ni se entera. Por lo tanto no es robar, que se busquen otra palabra todo lo fea que quieran, pero que no traten de manipular a la gente.
La propiedad intelectual se puede robar, claro que sí. Sustrayéndola y sacando beneficios que corresponderían a sus dueños (los autores, no el público). Todo lo que no sea así, no es robar.

- El intercambio de música, etc, entre el público, perjudica a los artistas con mayor éxito, que ven reducidas sus ventas. Pero no a los menos conocidos (importante dato que se calla la tropa de hipócritas antes mencionada), que se ven favorecidos. Y esto es algo que ellos mismos reconocen, llegando muchos de ellos a defender estas prácticas. Las redes p2p de internet son un medio de promoción de estos artistas, en mi opinión en muchos casos los mejores, sin el cual lo tendrían mucho más difícil para darse a conocer y adquirir una clientela. Con ellas se diversifica el arte disponible.
Para que luego los socialistas piensen o actuen como si la libertad siempre perjudicara a los débiles.

5 comentarios:

_Sonrisa_ dijo...

Hola he aterrizado en su blog por casualidad, buscaba algo sobre Fado. Y míra por dónde me detuve en su blog.
Veo que cambió la plantilla. Y ésta
sinceramente me gusta más. Es sobria, pero elegante.
Es usted periodísta?
Un placer leerle.
Besos.
_Sonrisa_

_Sonrisa_ dijo...

Por cierto, al hilo de este post, quería decirle que todo tiene su doctrina en la música o cualquier arte que se precie.
Pero seamos sinceros..No se puede permitir que los de la cúpula principal se compren islas enteras con cuatro discos vendidos al precio del oro, y que los inmigrantes tenga que comer sólo un bocadillo por los cd's manta.
No es justo. ¿Y la política es correcta y ampliamente pulcra para ser racionalmente objetiva en ambos casos?
Me parece que no.
Un beso.

heartist dijo...

Hola, me alegro de que se haya encontrado mi blog por casualidad y le haya parecido interesante.
Hace poco que lo creé, y esa primera plantilla que puse no me convencía.
No soy periodista, aunque no sería mala idea porque me gusta bastante escribir mis opiniones sobre diversos asuntos, y si son leídas mejor.

Algo debe de fallar en el mundo de la música y el arte en general para que algunos artistas de dudosa calidad estén tan forrados, y como dice algunos con muy pocos trabajos. Hay toda una mafia montada en torno a quiénes son los elegidos para ser promocionados en los medios, es decir, los elegidos para millonarios.
Probablemente el sector no esté suficientemente liberalizado, impidiéndose una competencia real que abarate los precios de los discos. Si no, no se entiende por ejemplo cómo la llegada de los CDs encareció los álbumes, cuando el soporte físico era de menor coste.
En parte eso proviene de la gestión demagógica que se hace de la propiedad intelectual, con el ejemplo evidente de la persecución dictatorial que se ejerce sobre los usuarios que intercambian sus discos, los propietarios de locales que radian música, o las redes p2p de internet.
También puede ser un problema que los medios de comunicación, los responsables de a quién publicitan y a quién no, a quién emiten y a quién no, tampoco estén liberalizados, estando sometidos a una intensa regulación de permisos que suele obedecer a intereses políticos. Hay una oligarquía despótica, que se realimenta con jugosos contratos entre ellos.
Cuando se atenta contra la libertad y se violentan los derechos, aunque sea diciendo lo contrario, siempre algo acaba saliendo mal.

No soy partidario de que se permita entrar o permanecer en el país a inmigrantes que trabajen ilegalmente. Aunque por otro lado comprendo que los que no tengan otro remedio lo intenten.
Con contrato de trabajo legal, todos los que quieran y se necesiten. Eso dificultará también la explotación abusiva de estos trabajadores.

Bueno, un placer, espero que siga pasándose por aquí.

Saludos

Cormac dijo...

Sobre el asunto de los discos me gustaría aportar mi granito de arena. He de reconocer que soy un melómano sin remedio y aficionado a despilfarrar el dinero en discos de vinilo de forma compulsiva (todo un vicio, pero existen otros mucho peores). Resulta que aquí en Málaga no es posible comprar maxis de 12" a un precio inferior a 12€ en cualquiera de las pocas tiendas especializadas que hay diseminadas por toda la ciudad. En cambio existe una tienda alemana que dispone de un fabuloso sistema de venta online (www.decks.de para que nos entendamos) donde los precios de los maxis oscilan entre los 6€-y-unas-cuantas-décimas y los 8€-y-pico (los más caros, sin duda aquellos de importación que procedan de allende la UE, imagino). Resulta curioso que a pesar de que los gastos de envío alcanzan los 16€ (cuando se opta por el sistema de pago contrarreembolso; con tarjeta de crédito se reduciría el precio del envío) obtengo un saldo positivo en un pedido de un mínimo de cinco discos en comparación con las tiendas de la zona (haced cuentas y os convencereis). Evidentemente hace tiempo que compro en esta tienda alemana y que dejé de lado a los establecimientos locales (por la diferencia de precio y por el enorme stock que maneja la tienda de la que os hablo). Todo ello me lleva a una siniestra pregunta: ¿Cómo es posible que en un pais con sueldos más elevados y un nivel de vida más caro se puedan comprar discos a un precio muy inferior a los de aquí? no sólo eso ¿Cómo es posible que en este pais apenas haya diferencia de precio entre vinilos y CDs pese a que la fabricación de los discos de vinilo es bastante más costosa que la de los CDs? Resultado: indignación. Me siento estafado y el estado no parece poner remedio, por lo que toda la piratería que exista en este pais me parece poca: de alguna manera simboliza una especie de pseudo-revolución de los consumidores. Vive la resistance!!

heartist dijo...

Pues sí amigo. El gobierno no sólo no pone remedio, es que provoca esta situación, con su galopante intervencionismo y criminalización. Eso es lo que indican todas esos datos prácticos irracionales.

Más que una revolución, yo creo que lo que ocurre con los consumidores es una emergencia de la realidad. Politicastros socialistas tratando de imponer su idealizado mundo patético y dándose de bruces con el mundo real.